OBJETIVOS DIRIGIDOS A LA PERSONA DEPENDIENTE

El Servicio de Ayuda a Domicilio pretende conseguir los siguientes objetivos:

  • Promover la autonomía personal en el medio habitual, atendiendo las necesidades de las personas con dificultades para la realización de las actividades básicas de la vida diaria.
  • Recuperar y/o mantener el mayor grado de independencia posible.
  • Retrasar o prevenir el incremento de la dependencia a través de la potenciación y rehabilitación de sus  capacidades cognitivas,  funcionales   y sociales.                                                                    

  • Prevenir y evitar el internamiento de personas que, con este servicio, puedan permanecer en su medio habitual.
  • Apoyar a las unidades de convivencia con dificultades para afrontar las responsabilidades de la vida diaria.
  • Favorecer el desarrollo de capacidades personales y de hábitos de vida adecuados.
  • Promover la convivencia de la persona en su grupo de pertenencia y con su entorno comunitario.
  • Favorecer la participación de las personas y de las unidades de convivencia en la vida de la comunidad.
    • Desarrollar la autoestima y  favorecer un estado psico-afectivo adecuado.    
  • Atender situaciones coyunturales de crisis personal o convivencial.
  •   Servir como medida de desahogo familiar apoyando a las personas cuidadoras en su relación de cuidado y atención.
    • Servir como elemento de detección de situaciones de necesidad que pudieran requerir la intervención de otros servicios.